Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta.

DiverXo en Madrid

Calle de Padre Damian, 23 Madrid
+34 915 70 07 66
9,9

Basado en 6.784 opiniones encontradas en 9 webs


9.7
9.6
9.3
10.0

tendencia

2
De 10.166
en Madrid
2
De 103
de cocina Fusión en Madrid

Puntuación y opiniones

Restaurante performático com vários rituais no serviço com menu degustação bem sortido e de excelente qualidade. Serviço de primeira, com carta de vinhos bem eclética em um lugar bem agradável. A chegada no restaurante começa com tour . Prepare-se para gastar. É muito caro.
Más comentarios
en Trip Advisor
.
13 Septiembre 2017
10,0
Recomendable al 100%. Si el precio es lo que te echa para atrás, no lo dudes, merece la pena. Son sabores super originales, mucho toque asiático y todo riquísimo... cuenta que menos de 2h no vas a estar en el restaurante, así que haz tu reserva en base a ello. El trato recibido impecable y el desarrollo del menú muy sorprendente.
Más comentarios
en Google+
.
24 Abril 2017
10,0
Lo anuncian como un Xsow gastronómico del que logicamente participan los comensales. Al entrar, lo primero que sucede es la visita acompañada por quien te recibe a la cocina, un breve tour guiado en que casi todo el que se cruza en tu camino intervinientes de este "xsow" saludan y dan la bienvenida. Digo casi todos porque el director de esta puesta en escena y personaje principal de la obra, Dabiz, estaba en la cocina y supongo atareado en atender la pantalla de su movil para saludar y recibir a quienes en ese momento entrabamos. Tampoco salio a despedir e interesarse por la impresion de su obra....Creo que en una puesta en escena semejante la presencia del director xa recibir aplausos o abucheos resulta imprescindible salvo sienta estar por encima del bien y del mal. Añadir que la cocina como espacio de trabajo no me parecio inmaculada, incluso se me enredo un papel en los pies asi que el circo de este nivel necesita tener la pista ordenada y limpia.Lo importante, la comida.... lo esperado, muy buenos platos, sorprendentes y al final llega uno al limite, mas que suficiente con el menu corto para cenar.El servicio en mesa es como una coreografia, fluida sin esperas, simpaticos, informales....hora y media de obra gastronomica perfecta.Otro pero, la carta de vinos arranca en precios altos para vinos normalitos asi que el menu mas la bebida se pone en 500€ sin coger vinos extraordinarios .Otro fallo, el final del xsow, terminas de cenar y nadie te acompaña a la salida, el director sigue ausente tras los telones. Una obra asi no merece un principio y final semejantes.
Más comentarios
en Trip Advisor
.
06 Agosto 2017
10,0
Conste que fui con toda la ilusión del mundo. Reserva hecha hace 6 meses y con suerte. Nos sientan en la mesa, nos dan a elegir menú largo o corto, y tuve que convencer al personal de que quería el largo. Nos traen agua y carta de vinos, y el primer plato. Nadie se presenta como sumiller. Nos traen un complemento al primer plato, y nos dicen que empecemos ya que se nos acumula el trabajo. Solicito por favor la presencia del sumiller para que nos oriente. Acude una persona joven que no se presenta, pero que no es el sumiller oficial. Le solicito un champagne, me recomienda uno que no conozco, pero que acepto ante la presión que se comienza a notar en el ambiente. Traen el segundo plato, con un pelo que se ve desde lejos. Cuando lo comento se quedan un poco escamados, y nos retiran el plato para traer uno nuevo. Me dicen que debe ser de un cepillo de la cocina, pero el señor pelo tenía hasta su raíz. Con este comienzo ya te aumenta el agobio y te dan ganas de irte. A todo esto, la mesa de al lado se levanta y se va, también por el motivo de la presión ejercida por el personal. Decidimos quedarnos y a partir de aquí la cosa se va encauzando. Buen ritmo en los platos, en general de muy alto nivel como no podía ser de otra manera. Nos invitaron a una copa de amontillado y otra de tinto por las molestias. Pagamos y nos vamos. Se echa en falta al jefe y dueño del restaurante, creo que parte del precio es por conocerle y saludarle. En su defecto, comprendo que no puede vivir allí (antes sí lo hacía), creo que debería haber alguna persona con más experiencia que dirigiera la sala y que diera la cara ante cualquier incidente. Alabo el gusto por contar con personal joven, pero creo que alguien con más tablas debería estar allí, en mi caso al menos lo eché de menos, y creo que la mesa de al lado también. La comida bien, algún plato en la memoria, pero no compensa el esfuerzo hecho tanto económico como para reservar (en mi caso además viaje, hotel,etc.). En fin, mis esfuerzos en la próxima ocasión irán hacia otro lugar. Una pena y espero que solo fuese un mal día.
Más comentarios
en Verema
.
11 Mayo 2017
6,0
el sitio me impresionó de principio a fin. La decoración, la simpatía de los camareros, la comida... La comida es un auténtico espectáculo, riquísimo, original.
Más comentarios
en Google+
.
10 Abril 2017
10,0
Dicen que de Madrid al cielo. Pues no. Del Diverxo al cielo. Después de meses de espera, llegó el día. Aquí nos presentamos, Mila, la fiera y un servidor. Con muchísimas ganas. Aun recuerdo cosas de cuando estuve en su anterior establecimiento. Que salí completamente asombrado del homenaje que nos habían dado. Esta vez, no iba a ser menos. Iba a ser más. Con la mejor compañia posible en la mesa. Todos con ganas de disfrutar, sobretodo la fiera con sus nueve añazos y ganas de probarlo todo. No cantare los detalles de lo a platos porque lo considero innecesario. En cambio resaltare otras cosas. 1- El trato. Nos trataron como en pocos sitios. Consiguieron que la pequeña estuviese cenando como en casa, eso les da mil puntos a su favor. 2- La sensación de película que intentan hacerte creer. Los pequeños detalles. La magia en si que desprende esa cortina con ojos mirándote. Original. 3- La comida. de otra galaxia. Se mire como se mire. 4- Muñoz es un genio. Ha consigo crear un establecimiento en el que pagas casi 250€, con bebida y el menú corto, por persona y te da igual no tener pan. Te da igual comer con las manos. Te da igual chupar el plato. Y encima, disfrutas como un niño pequeño!! Como disfrutó la fiera y, como disfrutamos nosotros. Una cosa que aprecio de este hombre es que está allí trabajando. En nuestro paseíllo por La Cocina ni se giró. Esta a lo que tiene que estar. No me gustan esos cocineros que se creen dioses y van por las mesas saludando y con la ropa recién salida de la tintorería. Tuvo el detallazo de sacarse una foto con la pequeña, pero nada de salir y saludar. Nos levantamos, fuimos a La Cocina y allí se la saco. Al principio de sentarnos nos dijo el camarero que habiendo una niña pequeña se lo comentaría y si sale de él se sacaría una foto. Gracias por ello, la verdad es que se le veía un tío campechano. Casi tres horas de disfrute, disfrute del cual salimos flotando de felicidad. Con muchísimas ganas de volver!! Y sobretodo, quien tiene otra vez ganas de volver es la pequeña que se zampó el menú casi al completo y disfrutó como pocas veces en una mesa!! Lo dicho! De Diverxo al Cielo!
Más comentarios
en Verema
.
18 Mayo 2017
8,9

Restaurantes similares en Madrid

10
2484
Opiniones

La Candela Restó

01/09/2017: Bonito restaurante con decoración Art Decó, muy cálido, cómodo y agradable, servicio muy profesional y simpático, buena carta de vinos, la comida es totalmente diferente a lo que yo había probado hasta ahora, la presentación de los platos es bastante original y divertida, con algún trampantojo, pero lo que más llama la atención son los sabores, las fusiones que hace con productos que tu piensas que no se pueden juntar pero si se puede, sabores fuertes, tipo de cocina fusión asiática, africana, europea, .............. difícil de definir, pero está realmente buena, sobre todo para los que nos gustan los sabores fuertes; precio acorde con este tipo de restaurantes. Fantástica experiencia
08/07/2017: Menú intermedio completo con una gran variedad de sabores, atención esmerada, explicación correcta de los platos, muy buena presentación de los platos,muy buena carta de vinos. Gran menú a un mejor precio. Repetiré seguro con el cambio de menú.
9,7
705
Opiniones

Restaurante Piñera

28/06/2017: No sé si sería necesario crear una nueva ficha de PIÑERA tras los cambios de los últimos años en la dirección de su cocina (Aranda, Almagro…) o de sus salas (García Galán), en la actualidad el restaurante se denomina PIÑERA BY CARLOS POSADAS, el chef vizcaíno dirige la cocina (y una parte del negocio) desde el otoño pasado, tras dejar las cocinas del lujoso hotel Santo Mauro. Al frente de la sala y de la carta de vinos repite Maria Jose Jurado: un trabajo digno de mencionar. Benjamín Urdiaín (primer *** de Madrid) continua en el restaurante, sin mucho boato, se interesa por el cliente y por las propuestas presentadas. Tras la entrada de Carlos posadas se ha renovado la decoración, más adecuada a los tiempos actuales, creándose un área para tapeo informal. Desgraciadamente para un caluroso sábado madrileño únicamente hay cuatro mesas ocupadas, no me atrevo a discernir el grado de éxito de la nueva fórmula. El “ocaso” de la zona, con un número importante de restaurantes, pero sin ya tanta pretensión, no ayuda a propuestas de alta cocina. Nos decantamos por el menú degustación (75€), servido con tiempos de espera largos pero adecuados, que se inicia con dos aperitivos: una croqueta de jamón (buena) y una excelsa crema de berenjena con vinagre de café y un berberecho. El berberecho se me antojó innecesario en la fantástica propuesta; muy buena combinación de la crema con el vinagre. El menú se inicia con tres entrantes de gran altura, la “sardina en salazón anchoada en brioche hojaldrada de aceitunas negras”, es una excelente propuesta a la que le sobra parte del brioche que oculta el acierto del interior; la “Lengua en escarlata con aceitunas estofadas”, en el que la presentación de la aceituna extra estaba fuera de lugar, no así en el estafado sobre la magnífica lengua (estilo a embutido) con salsa a base de aceitunas estufadas, de casi 10; y por último, las “Ostras en escabeche templado sobre carpacio de manitas rellenas de morcilla y pure limón”, un plato fantástico del que, mi impresión, sobraba el acompañamiento del puré, porque la propuesta sinceramente era excelente, de 10. Platos en líneas generales muy buenos. Los principales no bajan de nivel, muy bien la “Merluza de pincho con changrro y pil-pil de jamón y pimientos asados con ajetes”, un plato redondo, no puede haber ningún pero; así como del excelente “Lomo de corzo asado a la provenzal con dulce de calabaza, pure de castañas y tofee de tupinambo”. Dos grandes trabajos de imaginación, sabor y técnica. Los postres, uno de los fuertes de la casa, compuestos por la “Tabla de quesos” (bien) y el espectacular e imaginativo “Iceberg Mousse de cuajada, helado de coco, merengue seco, gelatina de ron y pure de limón”, del que apenas pudimos disfrutar por lo excesivo del menú (el calor espero). De la interesante carta de vinos, con precios más que razonables, nos decantamos por el excelente GRATALLOPS 2013 de Alvaro Palacios (65€), con 80% de Garnacha y 20% de Samsó, que como era de esperar, estaba perfecto. Sensaciones muy buenas, interesante cocina y buen servicio, para un restaurante que desde hace años apuesta muy fuerte por la alta cocina madrileña sin recibir el reconocimiento merecido, esperemos que sea por poco tiempo. Aunque parezca mentira la zona no ayuda, mi impresión.
29/05/2017: Estuvimos comiendo en Piñera tres parejas de amigos y la comida resultó perfecta. El carpaccio de manitas de cerdo con ostras buenísimo, las colmenillas deliciosas y la menestra perfecta. Después pude probar el pichón y la liebre aunque yo comí el rodaballo salvaje (muy bueno). De postre las crepes son probablemente las mejores de Madrid. la carta de vinos es extensa como pocas he visto. Las raciones son algo justas de tamaño y si no tienes cuidado al pedir los vinos la cuenta se te pude ir de las manos, pero es sin duda uno de los mejores restaurantes de Madrid.

Cómo llegar al restaurante

Su navegador no esta funcionalidad