Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta.

Cobo Vintage en Burgos

8,7

Basado en 1.531 opiniones encontradas en 7 webs


8.7
9.0
7.5
9.1

tendencia

1
De 386
en Burgos
1
De 19
de cocina Mediterránea en Burgos

Los clientes comentan sus platos de...

merluza helado pescado rabo arroz rape queso foie guiso carne tarta sopa croquetas aceite fresca

Puntuación y opiniones

Restaurante simplemente maravilloso. La comida espectacular, los camareros muy simpáticos y amables y asta el chef estaba por la sala hablando y preocupándose por los clientes y explicando lo que estabas comiendo. Un lugar para volver en el futuro sin dudarlo
Más comentarios
en Google+
.
06 Noviembre 2018
10,0
Poco que añadir a la documentada descripción que hace Jose Luis Gracia en el anterior comentario y que merece la pena leer para adentrarse en la historia del chef, Miguel Cobo, y el motivo de su estrella Michelín. Es curioso que en aquella final de la extraordinaria primera edición de Top Chef, Miguel estuvo ayudado por Antonio Arrabal (compañero de cocinas burgalesas) y la ganadora, Begoña Rodrigo, por Javier Estévez. En noviembre de 2016 consigue su estrella Miguel; en noviembre 2018 consigue su estrella Javier en su Tasquería; ¿para cuando la estrella que mereció y merece Begoña?, ¿será un tema sexísta?. El local tiene 3 mesas en la entrada, muy cercanas a la puerta, separadas del resto de comedor de formato alargado, por la mesa alta de recepción y la barra de cafés y cervezas. La opción de cervezas no es menor porque tiene una carta propia con bastantes opciones. Las mesas bien separadas lo que se agradece a falta de buena insonorización, vestidas con mantel correcamino, buen menaje, sillas cómodas y decoración alegre, nada sobrecargada y unas buenas vistas a una buena cava, y en nuestro caso, a la calle. Lo cierto es que la única estrella Michelín burgalesa que según me comentaron por fuera, tenía un gran sommelier hasta el año pasado, tiene una cocina basada en la adaptación de recetas y productos clásicos con una elaboración y emplatado actuales, intentando que predomine sobre todo el sabor y el fondo. Para ello, tiene establecidos dos menús degustación, la versión clásica (Menú Origen) y la versión de novedades (Menú Langre) y creo que este formato debería ser más habitual en locales de estrella Michelín ya que la versión clásica te permite conocer sus orígenes y aquellos platos que seguramente te llevaron a la estrella, mientras que el menú actual te permite ver hacia donde va evolucionando. También y para más de 8 comensales te adaptan un menú en precio y cantidad, lo que también me parece inteligente de planteamiento. Tiene yambién una opción de carta, bastante corta, y que incluye algunos de las platos de los menús y otras varias opciones. En la parte de bebida, la carta de vinos es muy muy amplia con mucha variedad (Alemania, Francia, Italia) y opciones novedosas con precios adecuados, si bien no tuvimos mucha recomendación. El servicio inicial muy bueno pero luego fue ocasional, si bien es cierto que el local andaba con mucha concurrencia y nuestra posición en la zona de la entrada, más aislada, no lo facilitaba. Elegimos un espumoso austríaco que resultó un gran hallazgo: Sekt brut reserve (Schloss Gobelsburg, de Kamptal). Las copas muy bien, inició servicio bien de temperatura y se mantuvo bien con enfriador de hielos. Tomamos un par de aguas con gas y un par de cocacolas. En la reserva para 3 ya elegimos el menú Origen (68€) que incluye 5 bocados, 6 platos y 2 postres más una degustación de aceite y servicio de pan incluidos en el precio; los panes de 3 clases: de maiz, blanco y de masa madre, todos ellos de muy buena calidad; el buen aceite de marca Aubucassa, sabor suave de aceituna arbequina. El menú "Orígen #N623" contenía: . vermut (olas y olivas): bonita creación en la que el vermut a modo de ola está en forma sólida sobre la oliva . parfait de hígado de rape sobre galletita coca escaldada y salazón con soja y alga codio: bien de sabor y texturas . galleta de morcilla rellena con crema de sobrasada y helado de cebolla orcal: una buena mezcla de materiales y temperaturas . rillete de pato (a modo de paté con mango) escabechado y especiado con tostada de piel de pato y emulsión aparte . croqueta melosa de leche fresca de vaca y jamón ibérico: muy cremoso en su interior pero desequilibrado en sabor ya que el lácteo se apodera de todo . agua chile de manzana, viera ahumada encurtidos y su perla: elementos muy dispares que consiguen un buen conjunto sobre el agua chile bien hecha. . berberecho gallego a la plancha, pilpil, jugo de cerdo cítrico y papada ibérica ahumada: un mar y montaña que destaca más por el fondo que por los elementos . calamar de Guadañera, cremoso de tinta, crujiente ibérico y chimichurri: calamar a modo de tallarines pero que resulta bastante insulso . cigala a la llama, callos de bacalao, crujiente de erizo de mar, anís y veloute de hinojo: buen fondo, un todo sabroso . cebolleta de Fuentes, pepitoria de tendones y tuétano asado al romero: buen fondo, curiosa la cebolleta y perfecto el tuétano con buena integración de todos los elementos . molleja de ternera confitada lacada, ajo negro, cremoso de zanahoria y lima: bien de sabor la molleja que está compactada a modo de taco . cítricos: ¿? crujiente y helado de limón: suficiente para romper la parte salda de la siguiente dulce . flan te chai, lichis, rakkadura naranja y helado de citronela: servido a modo de bañera con una estética muy mejorable que no se compensa con el sabor . petit fours: golosina de dado de fruta roja, mini madalena, roca de chocolate para acompañar unos buenos cafés. En un sobre en la mesa teníamos impreso el menú, lo que se agradece para regular el recorrido gastronómico, amén de ser un recuerdo a la salida. Un disfrutar de unos minutos de charla con el chef y hacernos algunas fotos para enviárselas con cariño a su exrival y siempre colega valenciana, completaron una buena experiencia gastronómica.
Más comentarios
en Verema
.
25 Noviembre 2018
8,1
Muy buen sitio para comer.El menú degustación exquisito.Trato super amable.Muy recomendable.
Más comentarios
en Google+
.
06 Noviembre 2018
10,0
Durante una escapada de fin de semana, reservamos mesa en este restaurante intrigados por su estrella Michelín.
Más comentarios
en Trip Advisor
.
17 Noviembre 2018
10,0
Restaurante moderno con mobiliario que no parece de estrella Michelín. Sin embargo, desde que entras, servicio excelente. Optamos por el menú Origen #N623, nos sorprendió gratamente por el maravilloso tratamiento del producto y las combinaciones. Todos los platos estaban excelentes y los postres a la altura. El chef salió en varias ocasiones para preguntar qué tal. Además, en mi caso, alérgica a anisakis no tuve problemas. Esperemos que Miguel Cobo alcance pronto la segunda estrella Michelín en el nuevo emplazamiento.
Más comentarios
en Trip Advisor
.
03 Enero 2019
10,0

Restaurantes similares en Burgos

8,4
498
Opiniones

Cafe Bar El Tamboril

01/01/2019: Un fijo para tomar el vermú. Gran variedad de pinchos. Bravas deliciosas. Menú del día muy barato y con comida casera. Única pega: poco espacio de comedor. Pero no es restaurante como tal.
15/01/2019: Descubrimos este café bar por casualidad ya que nos alojamos en un hotel cercano. Buen menú del día, 12 euros. Comida casera y con buen sabor y buenos productos.
8,2
334
Opiniones

La Marmita

10/11/2018: Fuimos unos amig@s, y q bien comimos. La especialidad es el mar, que bien cocinan, para celíacos también. Mucha variedad en pescados, lubina, rape,sargo,merluza,dorada,... Y marisco igual de variado. También tienen para compartir entre dos. Buenos entrantes, gran salpicón y mejillones, y q decir de las rabas frescas y el arroz meloso.
05/01/2019: Fuimos a comer 4 para reservar tienes que tener suerte puesto que es un lugar pequeño ,primer turno a las 14 h la comida muy buena los primeros riquísimos y bien presentados y los Segundos pescado ,puesto que es la especialidad , besuguitos y rodaballo ,todo muy bueno y el postre y café también total el menú 15€ persona ,tiene carta pero lo tienes que decir el día de la reserva que quieres carta , como era el primer turno a las 15.30 nos tuvimos que levantar ,amablemente nos lo dijo el camarero que tenía preparado otro turno , mi opinión sería que el café del primer turno lo servirían en la barra así es menos traumático el levantarse para que se sienten otros ,pero muy educadamente ,volvería sin dudarlo otro vez a pedir la carta que tenido muy buena pinta los platos

Cómo llegar al restaurante

Su navegador no esta funcionalidad