Descubre el mejor restaurante de cocina vasca en Cedeira

Descubre el mejor restaurante en GastroRanking

Ordenar por Restaurantes cercanos
Filtrar por:
6,1
200
Opiniones

Restaurante Calzada Romana


Cedeira
07/04/2021: Cuidado al reservar por booking, las habitaciones con 2 camas se dan por orden de llegada y si tienes perro tienes que avisar y te cobran un extra. Tuvimos que cancelar la reserva al llegar porque necesitábamos 1 cama más y nos iban a cobrar por otra habitación. Escasez de medidas covid, nos atendieron sin mascarilla.
06/04/2021: Estuvimos alojados una noche allí, porque a parte de restaurante tiene alojamiento, por llamarlo de alguna forma. Empiezo por el restaurante, una hora antes de llegar llame al sitio para que me confirmarán que tenían el restaurante abierto, tardé un rato en que entendieran mi pregunta, porque el ruido y la música de fondo no le permitían a la persona que me cogió el tlf oírme, eso ya me extrañó. Llegamos a las 20:00, nos dieron la habitación, que luego hablaré de ella y bajamos a cenar. Cuando entramos la música, bachata o algo así, estaba a tope. Solo había una mesa con unas 10 personas gritando, sin mascarillas y de cachondeo con la música. El dueño nos sentó en la mesa con la mascarilla en la barbilla, nos trajo la carta y a los 10 segundos, decidimos levantarnos y decirle que en esas condiciones no íbamos a cenar. No le sentó muy bien y dijo que ahora les mandaba callar y mandó a su mujer que bajara la música, pero ya habíamos decidido irnos. De la comida no puedo opinar, porque no la probamos, pero es cierto que la carta de precios era cara, puesto que tenía carta de sidrería vasca, con precios como si estuvieras en Navarra en un asador de lujo o sea, desproporcionados para la zona. EL ALOJAMIENTO: He visto por algún comentario que vi antes de reservar que era un complejo hotelero, complejo es llegar, complejo es quedarse allí, complejo es descansar y eso que está en medio de la nada, pero de hotelero NADA. Tienen construcciones separadas del restaurante e integradas en una especie de poblado, así que te puedes encontrar como fue nuestro caso rodeado de un corral con perros atados con cadenas y que ladraban sin parar. La habitación "con terraza" en fotos queda muy chula, porque tiene madera, piedra y un acabado rústico, pero hasta ahí. La ventana que tenía no tenía ni una triste cortina gruesa, ni nada de ocultación, y además de estar a nivel de calle, daba a una farola que durante la noche nos hizo creer que estábamos en un interrogatorio de la Gestapo. Hasta que ya no aguantamos más y taponamos la ventana con una manta. La ventana del baño, daba a la dicha terraza, por llamarlo de alguna forma, ya que era una acera a la que no puedes acceder desde la habitación directamente y que estaba separada de la calzada por un bordillo. O sea, una acera particular. Bueno pues en esta acera, debajo de la ventana del baño, están la fosa séptica del resto de "habitaciones", y encima tapada solo con unos tablones, os podéis imaginar los ruidos y olores que acompañaban la estancia. En definitiva, para salir corriendo

1

Apúntate a nuestra Newsletter

Su navegador no esta funcionalidad