Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta.

Descubre el mejor restaurante de cocina hamburguesería en el barrio el Camp de l'Arpa del Clot de Barcelona

Descubre el mejor restaurante en GastroRanking

Ordenar por Restaurantes cercanos
Filtrar por:
7,2
2040
Opiniones

Timesburg - Sant Pau


el Camp de l'Arpa del Clot, Barcelona, <20€
12/09/2020: Excelente hamburguesas, con sabor a parrillada. Recomiendo probar la gaucha.
12/09/2020: Quede claro que esta mala puntuación no es para la calidad del producto, que encuentro excelente, ni para el servicio de camarer@s/cocina, La mala puntuación es por lo que considero ya MAL TRATO, POR PARTE DE LA POLÍTICA DE LA MARCA, al cliente de mesa, es decir, todos aquellos que optan por ir al establecimiento en vez de llamar para que traigan el pedido a casa. Ahora el pedido en el establecimiento lo hace el propio cliente a través de una aplicación que debe descargarse, vinculándolo a una cuenta de facebook, correo etc. El resultado es el siguiente desde que uno se sienta: 5 minutos para que te traigan la carta con el código QR (cierto que también está en la entrada) + 20 min para para descargarte la app y hacer pedido + 35/45 min de espera para que te traigan el pedido a la mesa = más de 1h DESDE QUE TE SIENTAS HASTA QUE EMPIEZAS A COMER.. UNA HAMBURGUESA, por muy buena que esté!!! y todo por la APP!!! La App evita que hagas el pedido en persona en la caja, bien para el COVID, pero se podría arreglar con una mampara que permita la comunicación.., como en los bancos. Una inversión mínima para un local así. Por no decir que podrían hacerlo los propios camareros a través de una tableta o similar, pero claro, igual tendrían que poner otra persona... El problema es que parece que el sistema app ha venido para quedarse. También Por último, visto lo visto, está claro que el cliente que va a sentarse al local ha dejado de ser prioritario frente al ingente número de clientes que optan por hacer el pedido para que se lo lleven a casa, pues aquello es un ir y venir increible de riders (puede haber 7 esperando de forma constante). Y claro, puesto que ahí es donde está el verdadero negocio, no me cabe duda de que los pedidos para llevar pasan por delante de los "pocos" que aún preferimos sentarnos en sus mesas. Lo dicho: UNA QUEJA POR LA POLÍTICA DE LA MARCA, que es quien marca estas directrices, no a los trabajadores.

1

Apúntate a nuestra Newsletter

Su navegador no esta funcionalidad