Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta.

Descubre el mejor restaurante en Torrejón el Rubio

Descubre el mejor restaurante en GastroRanking

Ordenar por Restaurantes cercanos
3,7
25
Opiniones

Posada El Arriero

Torrejón el Rubio
14/04/2017: Estuvimos en el Parque Nacional de Monfrague y se nos hizo tarde para comer. Decidimos salir del parque porque pensamos que los restaurantes podían estar saturados. Así que nos acercamos a Torrejón el Rubio y nos metimos en el sitio más cercano. Craso error.El caso es que no tenía mala pinta inicialmente. Era lunes de semana santa y tenía un cartel en la puerta con menú por 10€.El caso es que esperamos y al poco tiempo nos sentamos, eran las 15:30 y la gente estaba terminando de comer. Es un mesón cualquiera, no especialmente acogedor y con sillas un poco incómodas. Pero en principio, relativamente normal. El baño, no especialmente mal.Nos sentó el mismo camarero que antes estaba en la barra. Profesionalidad nula, no tenía ningún uniforme de camarero, los cubiertos y la servilleta las puso de cualquier forma. Vimos la carta y pedimos el menú. Nos dijo que la Semana Santa no había menú. La primera en la frente. ¿Si no había menú por qué no quita el cartel de la puerta? Para atrapar a incautos. Tan tarde y ya sentados, nos quedamos.Nos dijo que los platos eran grandes y podían comer dos y era cierto. Claro que unas chuletas costaban 17,5€, es decir, lo mismo que sentados en la plaza de Cáreces en un asador. Y no es lo mismo. Mi mujer pidió un revuelto y la otra pareja Secreto. Mientras nos traen los platos me entretengo mirando el local y las mesas y veo que todas tienen un frasco de vinagre y de aceite que han sido rellenados innumerables veces, la mayoría no tienen tapón y el elemento de plástico para impedir que se rellenen y echar mejor el aceite está incluso roto en muchos. Y hay mesas que tienen directamente las vinagreras y aceiteras de siempre, ¿para que molestarse?Viene la comida y mis chuletas resulta que no son “chuletitas”, sino chuletazas, muy gruesas. Menos mal que las pedí muy hechas (que tampoco lo estaban). Como si se juntan dos chuletas en una y con un corte imposible, lo han hecho a máquina, no a mano y ha salido por donde ha salido. Yo creo que no son frescas, sino chuletas de congelador que han sido cortadas industrialmente. Con mucho aceite, estuve por dejar alguna, nadie mas las quería. Eso sí, las patatas bastante buenas y lo que nos dijo el camarero de la cantidad era verdad, había para dos personas.El revuelto de mi mujer, poca cosa. Estaba mejor el secreto (15€) pero tampoco nada del otro mundo.En fin, alguno tomo postre, todos tomamos café y vamos a pagar. Y ahí descubrimos que los precios de la carta eran sin IVA! No debía de estar muy visible en la carta si es que estaba, pues ninguno nos dimos cuenta. Y nos gastamos cmás de 60€ por una mala comida, un solo plato y algunos postres para 4 personas. Pensar que si se añade el IVA las chuletas costaban 20€, se me pone la carne de gallina.Debimos pedir el libro de reclamaciones por lo del IVA y el menú. Nos faltaron reflejos.En fin, un timo.
13/04/2017: Vergüenza me da el trato que dan estos personajes. La camarera de la terraza la única que se salva. Nos sentamos en la terraza que tienen en la entrada y comentamos que queremos comer a la camarera. Al rato sale una señora y a gritos pregunta quien son los que quieren comer, le respondo que nosotros y nos dice que tiene el comedor hasta arriba, que fuera no se come. El camarero de la barra, en el mismo tono desagradable y sin ganas de trabajar. Les pedimos unos bocatas y nos dicen que hoy no se hacen bocatas xq está la cocina hasta arriba y que menú tampoco. Y que hay que comer dentro. Que fuera no come nadie. Así, con estas palabras. Si no quieres que te pongan de mala leche no pares en este lugar. Decidimos esperar, tras media hora sin asomarse nadie por la terraza, pasamos a pagar las 2 consumiciones que pedimos y nos marchamos.

1

Apúntate a nuestra Newsletter

Su navegador no esta funcionalidad