Los mejores restaurantes en Sabero

3 restaurantes en GastroRanking

Ordenar por Restaurantes cercanos
5,3
23
Opiniones

Las Ruedonas

Sabero
11/12/2016: Comida de carta para diez personas : Entrantes ensalada de la casa, pulpo a la gallega, mollejas guisadas, chipirones a la plancha. Segundos platos: solomillo a la plancha 5, al cabrales 1, pierna de lechazo, chuletillas de cordero 3.Postres : mouse de limón y tarta de queso. Estaba todo muy rico. Mi recomendación para este lugar.
09/11/2016: La comida no está mal del todo quitando algún pequeño detalle. La cantidad tirando a escasa, seguro que alguno se irá con hambre. El detalle de que tuvieran la puerta de la cocina abierta no me gustó, hace que veas cosas que no quedan muy bien. El trato, al menos a nosotros, correcto, quizá algo soso.


No califica

Rosario

Sabero
16/11/2016: Comida casera, hecha por Rosario, hoy tenía garbanzos con langostinos exquisitos con unos filetes de lomo acompañado por una guarnición de tomates y pimiento
09/10/2016: Es un restaurante sin lujos, pero con una gran calidad en sus productos.Comida casera y a muy buen precio.Servicio rápido y amable.Totalmente recomendable.


No califica

Restaurante Fornos El Perdidas

Sabero
05/11/2013: Excelente menú a un precio muy asequible. Postres caseros y todo muy abundante. A destacar también la amabilidad del personal. Repetiremos seguro.
28/04/2013: Acudimos un domingo, y disfrutamos del menú de fin de semana, que por un precio muy ajustado (15 euros), ofrece enorme cantidad y buena calidad. En los primeros platos probamos unos muy correctos guisantes con jamón, una paella muy digna, y unos soberbios callos con garbanzos, servidos en cazuela de barro con mucha generosidad (con una ración comen dos hambrientos sin problema).Goza de fama la parrilla del lugar, y por eso me decanté por unas buenas costillas de cerdo, que me sirvieron acompañadas abundantemente de patatas y pimientos. Probamos el entrecot… aún mejor, y unos muslos de pollo guisado, estupendos.Los postres caseros estaban muy buenos, sin florituras, (crema de limón, flan, natillas), pero abundantes y muy honestos.Hay que destacar que el menú viene acompañado de un tempranillo de Rioja que está muy rico (de las bodegas Carlos Serres de Haro), y que la atención es muy buena.El lugar es curioso, un hermoso caserón con amplio aparcamiento, columpios y zona verde. En su día fue Casino, cuando las minas bullían de actividad en los valles y el dinero fluía con alegría por la cuenca. Ahora se aprecia cierta decadencia en Sabero, y el restaurante trasmite cierta melancolía de esa época dorada. No obstante, se come bien y abundante, con buen trato y en un lugar interesante. Si acude a visitar el Museo de la Minería y la Siderurgia, hará bien en rematar la faena comiendo en este restaurante (y de paso se ahorrará la cena!!)

1

Apúntate a nuestra Newsletter

Su navegador no esta funcionalidad